Tres nuevos centros de conexión acelerarán el acceso a internet en Catalunya

Barcelona ha pasado a integrarse en la principal red logística de datos mundial. La multinacional alemana DE-CIX ha puesto en marcha tres puntos neutrales de acceso a redes en la nube, dos en la Zona Franca y otro en Sant Boi, que pasan a acelerar los accesos a la red mundial. “Ha llegado antes el aeropuerto digital que el físico, gracias a que la Generalitat ha puesto las condiciones adecuadas para ello”, afirmó en la presentación de la infraestructura el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró: “Catalunya serà antes un ‘hub’ digital intercontinental que aeroportuario”, ha remarcado. DE-CIX pone en marcha las infraestructuras tras una moderada inversión de un millón de euros que según el consejero delegado de la firma, Ivo Ivanov, no refleja la importancia de su impacto económico, que será un incentivo para la atracción de empresas internacionales y el desarrollo de nuevas aplicaciones digitales que hacen uso intensivo de internet. La infraestructura interconecta de inicio una treintena de redes, entre ellas algunas de las empresas de internet más relevantes como Google, Amazon (AWS), Oracle, IBM Bluemix o Microsoft (Azure).

Para Puigneró, “la inversión de DE-CIX garantiza un punto de intercambio de tráfico de primer nivel y global, amplifica el impacto de la instalación de cables submarinos internacionales y del puerto digital que los acogerá, todo ello clave en los objetivos de estrategia digital del Govern”. Efectivamente, la instalación de nodos de conexión a internet forma parte de los objetivos del Govern de alcanzar la independencia digital con accesos sin gestión directa del Estado.

Noticias relacionadas

Los nuevos accesos de DE-CIX potencian las posibilidades de implementación de aplicaciones en las que la latencia (el tiempo de respuesta de la red) es fundamental. Es el caso de los coches interconectados o la conducción autónoma, por ejemplo, que requiere latencias de un milisegundo, cuando la habitual puede superar los 100 milisegundos. Para ver señales de televisión sin pixelados son necesarias redes de telecomunicaciones rápidas y bajas latencias, por ejemplo. La distancia de los dispositivos a los puntos de interconexión también es fundamental, por lo que la instalación de estos en Catalunya multiplica las posibilidades de uso de la red. “La latencia es la nueva moneda de cambio en el mundo digital”, explicó Ivanov. Puigneró añadió que “por ello es imprescindible disponer de infraestructuras adecuadas que interconecten a las empresas de servicios” y el Govern se ha comprometido por ello a “crear los ecosistemas que permitan fortalecer una economía de servicios eficiente”.

Todos los puntos de intercambio de DE-CIX en el sur de Europa dan servicio a los mercados locales pero también abren puertas de entrada a la interconexión con América, África y Asia. Gracias a la interconexión directa con Madrid y Marsella, Barcelona se conecta también con el nodo de conexión principal situado en Fráncfort. La compañía también ha alcanzado un acuerdo con la Universitat Pompeu Fabra (UPF) para crear la Interconnection Academy en Barcelona, un centro de formación en telecomunicaciones e infraestructuras digitales de interconexión de redes.

Fuente: El Periodico

Vinkmag ad

Anterior

Ikea eleva el peso de la venta ‘on line’ hasta 22,7% en España y aumenta la facturación el 16%

Siguiente

El bono joven del alquiler entrará en vigor en enero de 2022